miércoles, 6 de octubre de 2004

Los dioses del Olimpo



- La imagen es de la reciente asamblea ordinaria celebrada por el club. Observen cómo la directiva se enfrenta a los compromisarios desde unas mesas blancas, blanquísimas, bañadas en una luz celestial, y con una eternidad de metros desde la posición que ocupan hasta el final del escenario, creando así un espacio cuasi-irreal, el que corresponde a las deidades que manejan el Real Madrid, ellos que tanto saben, ellos que nos dirigen con mano segura y amorosa. El equipo se descompone en el campo, pero ellos saben, son buenos... Florentino sigue sin enterarse, como se aprecia en sus recientes entrevistas: "Hemos creado un equipo de ensueño..." "Por Zidane habría pagado el doble". ¿Y por que juegue en su puesto cuánto hay que pagar exactamente? Pero di que sí, Floren, si aquí el caso es aflojar euros y tener jugadores chachi-pirulis. Eso de que un jugador se haga estrella en tu equipo es una vulgaridad. Aunque en una de estas entrevistas se le oía decir "joer" cada poco, algo muy inusual en él. ¿Se estará poniendo nervioso? Ná, imposible, en Olimpia no les afectan esas cosas...

- Un gilipollas menos: Como buen presidente de paja que era, Jaime Ortí se ha visto obligado a abandonar el Valencia en favor del empresario de piadoso nombre Juan Bautista. Se va así uno de los personajes más sonrojantes (e irritantes) de los últimos años de nuestro fútbol, en el cual no se discernía si era mayor su evidente falta de inteligencia o su capacidad para vomitar sandeces en los medios cada vez que su equipo era "perjudicado". Ojalá pudiera decir que es una excepción, pero Ortí es poco menos que el paradigma del presidente español moderno: Necio, escandaloso y victimista. Evidentemente los éxitos del Valencia han tenido muy poco que ver con su gestión. Veremos qué hace el nuevo, aunque por las alabanzas que ha dedicado a su predecesor no hay que hacerse muchas ilusiones. Bueno, ¿y ahora alguien podría "comprar las acciones" de la FEF y echar a Villar?