lunes, 13 de diciembre de 2004

La madre que los trajo



- Son unos malnacidos tanto si hicieron la llamada por gastar una bromita como si -huelga decirlo- eran verdaderos malhechores, pertenecientes al auténtico cáncer de nuestro país, el nacionalismo y el terrorismo. Si era una broma, maldita la puta gracia, pues sembraron el miedo en muchos miles de familias durante largos minutos. Sea como sea, aguaron la fiesta del fútbol, que ha de ser siempre cultura y civilización. Me cago en sus muertos y en sus vivos. Lástima, porque el partido estaba en su punto álgido y al Madrid se le habían visto cosas de mérito, aunque, ay, parece que esta vez tampoco nos llevábamos la victoria. Por lo visto los 7 minutos restantes se jugarán el 5 de enero; quién sabe, igual en un arreón todavía rescatamos dos puntos.

En el resto de la jornada destacar la maravillosa jugada del segundo gol del Español, conducida por De la Peña, que acabó en gol tras rematar un jugador blanquiazul un disparo del cántabro que había rechazado el poste.

- Ya está aquí el mercado de invierno y se oyen nombres exóticos, con cada diario mintiendo por su cuenta. Qué empeño en que fichen a sus promocionados, ni que se llevaran comisión, joder. La última es que el Madrid no quiere a Mascherano porque 2000 kilos son muchos. Claro, donde estén gangas como Woodgate... ¿Y será verdad lo de Sacchi? Creo que no estaría mal tenerlo como director técnico, o al menos TENER un director técnico.