sábado, 7 de mayo de 2005

Haciendo el perro (1.000 kilos anuales)



Muy bonito, como Figo sigue siendo suplente, se dedica a hacer fotitos con el móvil, a fingir lesiones y a firmar autógrafos. ¡Menos mal que lo que más destacaba de él era su "profesionalidad"! No se pierdan el artículo del As que no tiene desperdicio. Parece más bien que profesionalidad, poca; ego, todo el del mundo. Por mí pueden empaquetarlo ya destino a Inglaterra con su amigo Queiroz, pero dudo que el Manchester vaya a picar: Ya debieron tomar buena nota del caso Rivaldo. En fin, hoy a medianoche a tres puntitos.