sábado, 14 de enero de 2006

Temporada bisagra



Una de las cosas más sobresalientes que ha sucedido en los últimos tiempos ha pasado inadvertida. En el amistoso que enfrentó a nuestro Madrid con el Atleti, Jurado hizo una jugada que yo interpreté como un aldabonazo. Agarró el balón en posición de interior izquierdo y montó el contragolpe. Condujo la jugada con su elegancia habitual, cada vez más parecida a la de Martín Vázquez, y luego, cuando el runrún denotaba que la morosidad había acabado por abortar la sorpresa, soltó un disparo potentísimo que rozó la portería. De haber sido gol, es de suponer que Jurado hubiese ganado para sí y para la cantera –esa horrenda expresión que nos hace imaginar que los jugadores salen como cantos, a martillazos- un par de portadas en plena navidad. El sopor turronero, la abstinencia futbolística, habrían favorecido algún debate sobre la conveniencia de apostar un poco más por ellos. Además, y como juradista confeso, aprecié ese disparo como un gesto de autoridad de quien se sabe con capacidad suficiente para poner patas abajo un estadio. Jurado tiene toda la clase del mundo, si además tiene potencia y huevos, la cosa pinta bien. Todas las revoluciones del talento han sido arriesgadas. Es necesaria ilusión y un mecenazgo, pues Jurado no es un futbolista, es un artista. No garantiza la alta productividad de Raúl. Es otra cosa, y su inclusión en el equipo exige un héroe, un visionario arriesgado que sepa ver lo que los demás no ven. Y que sepa explicarlo. Un Valdano, vamos.

El fútbol, queramos o no, no es la actividad más refinada del intelecto humano. No se puede matizar mucho porque se trata de algo que se registra en tablas clasificatorias y en quinielas. 1-X-2, siendo la x una cosa insatisfactoria que en algunas competiciones se elimina mediante esas variantes del sadismo que son los penaltis. Es decir, no importa cuántos ataques cardiacos generen, ni cuántos traumas infantiles, a las doce las televisiones cierran y hay que buscar un ganador. Siendo así, es imposible el equilibrio. El fútbol no es que sea resultadista, es que impone sólo dos visiones de las cosas. La euforia o la depresión, y entre las dos cabe poco. Nosotros, los madridistas, estamos a punto de vivir uno de esos estadios intermedios. Algo que podríamos llamar un optimismo resignado, o una resignada esperanza. Es decir, uno de esos extraños y matizados grises que no se suelen dar en el fútbol.

La contratación de media docena de jugadorazos de veintipocos años y los achaques de nuestros vejestorios han acabado por renovar el equipo. La media de edad ha bajado y se nota en el campo, pero se notaría aún más si la renovación fuera completa. Falta, además, el gesto, el simbolismo que lo haga claro a los ojos de la historia. Raúl sentó a Butragueño y remachó el ataud de la quinta, que era como un muerto viviente durante media década. Algo así pasa con los galácticos, que no se mueren nunca. Es uno de los procesos degenerativos, de las decadencias más largas y patéticas que han alumbrado los siglos. La caida del Imperio Romano fue más rápida. Claro, allí aparecieron los bárbaros, pero aquí no se vislumbra el elemento cafre que acabe con esa maraña de nostalgia e intereses creados en torno a los Fab Flo (los fabulosos de floren). ¿O sí lo hay? Podría haberlo si Caro se la jugase con los canteranos. Los nombres, los sabemos todos. No es necesario insistir.



Ha bastado una eliminatoria de copa para que prenda la ilusión, pero la copa no deja de ser un torneo menor donde atreverse es fácil. Caro se tiene que retratar en Liga y cuando todos estén disponibles. Reunirlos a todos en el campo de entrenamiento, mirarles a los ojos, tragar saliva y con fingida voz decir eso de: "Salgado, Helguera, Raúl, Zidane, Gravesen, Pablo García... aquí tienen el peto de suplentes". El Madrid, estos meses, debe parecerse cada vez más al Ajax. Llenar el equipo de juventud y dar experiencia y peso a quienes lo necesitarán en el futuro. Ramos es un prodigio que recuerda a Raúl, él no ha necesitado padrinos, ha visto un hueco y lo ha ocupado, pero es posible que otros jugadores sí lo necesiten. Jurado, al que no le entró ese gran disparo, es un ejemplo.

Por cierto, ningún periodista ha llamado la atención sobre la maravillosa relación que puede haber entre Robinho y Cassano. Tienen una década para dividir a la parroquia maerengue entre robinhistas y cassanistas, como sucedía antes con la afición taurina. Esas guerras civiles de café... Hubo dos Italias en torno a Mazzola y Rivera. Aquí tenemos dos virgueros, dos geniecillos que pueden dar lugar a una de las rivalidades más hermosas de la historia del club. Un club muy dado a las unanimidades.

Para terminar. Me pregunto qué sentirá Raúl al lado de Ramos en el vestuario. Cómo Zidane en los entrenamientos al lado de los arriba mencionados. Se está produciendo un cambio de papeles en el equipo. La continuidad dinástica garantizada. Temporada bisagra, transitiva. Esperemos.

7 comentarios:

Pablo J. Rivera dijo...

Estoy mas o menos de acuerdo con todo el escrito, pero no olvides una cosa, la importancia para los jóvenes de vivir con los veteranos. Ahí debe transmitirse todo lo que significa el Real Madrid. No pueden poner a 11 jóvenes de golpe. Ahí también hay que ser equilibrados

Daniel dijo...

Estoy de acuerdo con Pablo, tiene que haber un equilibrio. Y esa renovación no está reñida con un mínimo equilibrio.

Creo que también te equivocas con Zidane, Hughes. Claro está que apenas es la sombra de ese número 1 que fue, pero aún tiene chispazos suficientes como para darnos la décima Copa de Europa este año, como colofón a su carrera.

Jurado es un jugadorazo del que me quedé prendado en un campeonato sub17 que vi por la tele, en el que jugaba con Fábregas del Arsenal. Ellos dos solos comandaban a la Selección. Me recordaban al Tom Y Oliver de Campeones, jeje. Si no ha tenido una oportunidad ya, al igual que De la Red, es simplemente porque en el Madrid no existe una política real de cantera.

Hughes dijo...

hombre, a eso me refiero, daniel. Política de cantera ha habido porque el hecho es que ha jurado le han dado de comer y le han costeado su estancia en madrid. El asunto es que, al final, la entrada en el equipo no puede programarse y es algo que depende del impulso personal del entrenador. Yo no creo que zidane sobra. Este debe ser su último año y debe ser despedido como merece, como un grande. Jugar pocos partidos y al 100 por 100 e ir dosificándose. El caso es que con un 4-2-3-1 yo no le veo de titular. De medicocentro no puede, de mediapunta prefiero a Cassano en forma (sin olvidar el decreto que exige que juegue Raúl), por la izquierda está robinho. Podría jugar robinho por la derechA y el por la izquierda. No lo sé, sólo digo que estos meses son muy buenos para que se afiance un Mejía o un De la Red.

De todos modos, lo reconozco, soy un poco radical. Estoy hasta la xxxxx de la galaxia. Yo prefiero perder con Jurado a ganar con Raúl, porque sé, además, que Raúl ya no puede aportar gran cosa. Es una generación legendaria pero quemada. A mí me ilusiona ver a esos chavales. Me gusta ver cómo Baptista se parte la cara o como cicinho corre como un galgo por la banda. Si me pusiesen a juradín ya ni te digo. Hombre, el día del Arsenal entiendo que no, pero ha habido momentos.

Por cierto, cuando Cassano esté bien, y de cara al partido del arsenal, va a haber hostias para entrar en la comvocatoria.

Caro se tendrá que retratar.

El Angel de Madrid dijo...

Existe alguna liga en internet o algún artículo de Jurado, ya que no he tenido mucha oportunidad de verle jugar, acá ni de broma pasan un partido del Castilla jajaja...


Espero que este equipo se enganche a la liga lo suficiente para terminar haciendo un buen papel y con el optimismo desborado tras lo del Athletic pues hay que llegar lejos en la copa y en la champions.

Particularmente me gustaría una final de copa ante el Barcelona y darles una buena lección como el 4-2 de hace casi un año, acá uno sufre en estas tierras ya que medio mundo está enganchado en que Rafa Márquez juega con los culés, además de que está la máxima promesa y campeón sub-17 Giovani Dos Santos y hasta la "Marigol"...

Hay que "re-evangelizar" a México porque acá hay un entorno culé que no me gusta nada jajaja

Hughes dijo...

no, por dios, basta ya de evangelizar. Hay que hacer un equipo fuerte y quien quiera que se apunte. Esos mexicanos hoy son del barcelona y luego del inter, como antes lo fueron del madrid. Tú, ángel, haz proselitismo y enséñales el buen camino.

Hughes dijo...

daniel, me como mis palabras. Pero de verdad. Voy a imprimir mis comentarios a hacer una bola con ellos echar un poco de sal y ñam ñam ñam...

aunque algo de razón tenía. Tiene que jugar cuando esté bien. Dosificarlo como un lujo que es.

Daniel dijo...

Te lo dije, compañero ;-) No es el mismo que cuando tenía 27-28 años, pero este hombre aún le queda fútbol en sus botas como para darnos una buena alegría esta temporada.

Buen partido del equipo. Gran Guti. Baptista sigue en Sevilla, aunque al menos hace trabajo sucio. Paquetón Gravesen desentonando, como de costumbre. Ahora parece que ya no le aplauden tanto los "entendidos" del Bernabéu. Paso a De la Red.

Por favor, que siga esta linea de mejoría. No es mucho pedir después de tanto tiempo, ¿no?