miércoles, 10 de agosto de 2005

Más Expedientes X



- Hoy nos descolocaron con la noticia de que Zidane había decidido volver a la selección (agárrense) debido a "una revelación". Pero no era una revelación de andar por casa, la cosa entraba directamente en el terreno de lo paranormal cuando, al seguir leyendo, descubríamos lo siguiente: El bueno de Zidane estaba en su cama cuando repentinamente, a las tres de la mañana, se despertó se despertí y empezó a hablar con "alguien". ¿Pero con quién? "Esta persona existe, pero viene de tan lejos...", asegura el francés. "Hasta mi último suspiro, no lo diré. Es demasiado fuerte". Cielos, qué intriga. ¿Sería Dios? ¿Un alienígena, quizá? ¿Carlos Jesús? Antes de que pasaran 24 horas, Zidane se ha desdicho, alegando que todo se debe "a un error de traducción". Joder, pues sí que se tergivesó el sentido. ¿Qué pasa, que dijo que se había levantado a las tres de la mañana a por una galletas y el traductor entendió que había hablado con una entidad paranormal? ¡Joder, pues sí que era malo el tío! Yo sospecho que a Zidane le ha dado vergüenza esta historia tan bizarra y ha tratado de retractarse. ¿No será que en realidad cuando tuviste la "revelación" andabas algo cocido y no quieres confesarlo, amigo Zizou?

- El otro Expediente X es un clásico del género, Woodgate. Resulta que el tío, según nos cuentan, está recuperado pero no lo está. Que sí, que entrena con todos y tal y tal, pero al parecer es verle acercarse a un balón y se desata el pánico, de hecho aún no ha jugado ni un partidillo de entrenamiento. ¡Pues vaya recuperación! A mí me da que hay algo que no nos están contando. Y encima surgen rumores del fichaje de un central (claro que estos rumores nunca son demasiado fiables). No obstante, todo el asunto es bastante raro.