jueves, 4 de agosto de 2005

Qué hacha



Decía ayer que Figo quería venderse como una estrella en pleno auge y que nadie iba a picar (esto pensando que pedía unos tres kilos y medio por temporada). Hoy me veo obligado a rectificar: El tío se va al Inter por dos temporadas, cobrando... ¡cuatro millonazos y medio al año! Vamos, casi tanto como el recién fichado Baptista en el Madrid. Desde luego hay que felicitar al que haya escogido los vídeos para enseñarle al Inter, porque la operación les ha salido redonda. Claro que Moratti no se ha caracterizado precisamente por la prudencia en los fichajes durante los últimos años. Con su alegre política puedes hacerte con los servicios un Adriano... o con los de un Figo. En cualquier caso, ya nos hemos hecho perdonar lo de Ronaldo con creces... ¡les estamos dejando medio equipo a precio de saldo! Mmm, igual quieren a Raúl Bravo también.

En fin, adiós, Figo, gracias por los servicios prestados. Apenas te vimos en tu mejor versión, eras chupón y lento, pero tenías calidad y luchaste por el equipo. Y allí en Milán suelta un poco la pelota, hombre, que se te van a enfadar.