viernes, 25 de junio de 2004

¡A escobazos!


Al final ha tenido que tirar la toalla Iñaki Sáez y presentar la dimisión. Dice que le ha podido "la presión social". ¿En qué mundo vivía el bueno de Iñaki, esperaba que le llevaran a hombros por las calles? Parece que el Secretario de Estado también movió algún hilo, así que hasta ha tenido que intervenir la autoridad para echar al inquilino indeseado. Puedo imaginarme la reunión entre Sáez y Villar en la Federación:

- Coño Ángel, no me esperaba yo todo esto, cómo son los de la prensa. Y casi no puedo salir a la calle, ¡me quieren linchar!

- ¡¿Y qué esperabas macho, si no hemos hecho ni el huevoooo?! Mira Jaburu, la cosa está muy fea, hasta el Lisavequi ése me ha llamao y me ha dicho que no andan muy contentos por arriba.

- ¡Pero no es posible! ¡¿No entienden que soy lo mejor para la selección, un hombre sensato, humilde y de vastos conocimientos?!

- Eeeeh... sí, sí, bueno. Mira Iñaki, resumiendo si no te largas no me reeligen ni de coña, y si caigo yo caemos los dos, así que por lo menos salvemos uno de nuestros traseros, que ya te encontraremos un puestecito por aquí.

Y así, como era de esperar, Sáez se queda sin el cargo y sin la dignidad, que tan fácilmente podría haber conservado. Vamos, igualito que Rudi Völler, que ha dimitido ¡siendo subcampeón del mundo!

Ahora sí se abre la quiniela de candidatos. Hablan de Aragonés... a mí no me gusta. Más que sabio, yo creo que ya es "resabiado", y no creo que con casi setenta tacos tenga demasiada ambición. Lo de Míchel supongo que es coña, y Víctor Fernández no es santo de mi devoción. El otro Fernández, Luis, tampoco, ni creo que traer a un extranjero solucione nada (claro que igual tampoco estropea nada). De los que suenan, me gusta Juande Ramos, y en el As dice que se baraja al que propuse yo... ¡Mané! Quedamos a la expectativa, ¡podéis mandar los nombres que más os gusten!