viernes, 25 de junio de 2004

Miscelánea



- El presidente del Sevilla, Del Nido, es un tipo cachondo, me cae bien. Hablando sobre las maniobras de Sandro Rosell para fichar a Baptista, dijo que si el vicepresidente barcelonista se mirara al espejo, vería que le crecía la nariz "como a Pinosho". Pero lo mejor fue cuando contó que le pidieron precio por vender al jugador, y les respondió: "Ronaldinho y 18 millones de euros". ¡Ja ja, con un par, presidente! Por cierto, ojito a la delantera del Sevilla el año que viene: Baptista y Makukula, "casi ná".

- La UEFA pretende crear la "brigada anti-escupitajo". Después del sonado caso Totti, parece que se estudia sancionar con cinco partidos de nada a un jugador por otro salivazo. ¡Está claro que no hay otras prioridades en el fútbol europeo!

- Que vivan mis pronósticos: Inglaterra perdió en los penaltis sin Portugal. Se quédó muy pronto sin Rooney y sacó a un tronco llamado Vassel, con lo que su juego bajó bastante. Portugal avanza a trancas y barrancas pero ya está en semis. Por cierto, parece que al señor Figo, aparte de intentar vetar compañeros por no tener el pedigrí adecuado, no le valen las victorias de su país si no son con él en el campo. Tras su sustitución se metió en el vestuario y no se dignó ni a animar a sus compañeros surante la tanda de penaltis. Todo un ejemplo de caballerosidad y compañerismo.