miércoles, 15 de febrero de 2006

¡"Por casi"!



En el momento en que empezaba el partido contra el Zaragoza yo me encontraba a bordo de un avión con rumbo a Madrid. A poco de iniciado el vuelo, el capitán nos hizo saber "a los aficionados al fútbol" que el Madrid iba ganando 3-0 a los 10 minutos. Al conocer la noticia tuve que ir pensando qué ángulo sería el más favorecedor para mi nabo, y no supe nada más hasta que aterricé, momento en el que conocí por teléfono el resultado final. Eso sí, he visto un pequeño resúmen y los goles, y he visto que son buenos. La pregunta es: ¿Vale este espectacular partido para perdonar la pifia de la ida? Yo diría que difícilmente, porque el hecho de que el Madrid gane al Zaragoza por 4-0 debería ser relativamente normal, pero que pierda 6-1 resulta un tanto bochornoso. Aunque que habrá opiniones divergentes, claro.

De todos modos, el fútbol es el deporte de las segundas oportunidades: Si realmente tenemos un equipazo, digno del elogio de la afición, sólo tendrán que invertir la mitad de ese talento, repartido igualitariamente, en los dos partidos de la eliminatoria de Champions, en lugar de concentrarlo en sólo uno de ellos. Con esa fórmula ya tendríamos el pase en el bolsillo.

- Real Madrid: 4 (4 brasileros)
- Zaragoza: 0

11 comentarios:

Ivan dijo...

¿Vale este espectacular partido para perdonar la pifia de la ida?

Las crónicas resaltan el carácter espectacular, heroico y cinematográfico del Real Madrid en este partido. Sin embargo, un equipo de jugadores extraordinarios que valen decenas de millones, hipermotivado durante toda la semana, aupado por ochenta mil aficionados y altavoces ensordecedores, apenas logró meter cuatro goles, mientras que en el partido anterior el Zaragoza, con mucho menos, metió seis. ¿Cuál es el mérito del Madrid?

Geodotto dijo...

¿Vale este espectacular partido para perdonar la pifia de la ida?

Como decía el sabio, todo es del color del cristal con que se mira.

Yo, un crítico y pesimista crónico, que siempre he visto el lado malo de cualquier partido tengo que reconocer, que ayer me emocioné.

Al igual que al Socio, el partido me pilló entre el avión y el taxi de regreso a Madrid. Oyendo los primeros minutos con el taxista, ambos nos inundamos con un madridismo de otras épocas, ese madridismo rancio, denostado por los metrosexuales, progresistas, pseudomariquitas y demás. Ese madridismo que apela al escudo como fuente de inspiración y objeto de veneración. El madridismo del himno antiguo, del puro y bocata de jamón en el descanso. El único madridismo que me hace que se me empañen los ojos.

Para mí, este partido me demostró varias cosas. Que el público hace mucho, y que tenemos que ser más críticos con nosotros, los espectadores, y empezar a ser más como los indios y menos como la gente de la cola del cine Alphaville. Que aunque a veces sea insufrible el dolor que produce ver jugar mal, poco se arregla pitando, aunque sea muy legítimo mostrar el descontento.

También me demostró que este equipo es capaz de grandes cosas. Espero que no decaiga y se vea en la Champions.

Y finalmente, puede ser cierto que no perdone la pifia de la ida. Aunque, si hubieran pitado los dos penalties que se comieron en la ida (6-3) e incluso sin anular el gol del Zaragoza de ayer (4-1) estaríamos clasificados. Un mal día lo tiene cualquiera, y el Zaragoza en la ída hizo lo mejor que ha hecho y que va a hacer en muchos años, y nos tocó a nosotros. Hay días en los que Dios parece que te ha tocado y todo te sale bien, ese fue el día de la ida, y en 90 minutos de locura todo puede pasar. A no ser que el Madrid comienze a hacer partidos malos, no hay que tomárselo más que como eso, como un mal día que no es representativo de una tendencia.

El Angel de Madrid dijo...

Honor al Zaragoza que metió más goles, sí, y Honor al Madrid que estuvo a nada de completar la remontada en un partido trepidante, para mi no es el campeón de copa como muchos dirán, porque el 6-1 me dolió y mucho y por ello quedamos fuera, pero el partido de ayer me ilusionó

El mérito del Madrid, Iván, es meterle 4 goles a un equipo muy en forma y que vino a llevarse 0, es sacar la casta y demostrar que son profesionales y además, el mérito del Madrid es que se hable de este equipo sea como sea.

Hoy yo estoy orgulloso de ser del Madrid, que sigo desde que de niño vi a Hugo vestido de blanco y que seguí después con los años, declarándome puramente madridista con el gol de Mijatovic en la séptima.

El antimadridista sufrió ayer, sufrió como nunca, estuvo pensando en no ir a la oficina el día de hoy, en pasar desapercibido, ese antimadridista que hace una semana era feliz, el día de hoy sacará el comentario fácil de "ni con cuatro les alcanzó", pero dentro de sí, tiene miedo, porque sabe que si este equipo quiere, es mejor que su equipucho de baja categoría, al Madrid de ayer no le gana nadie.

No sé si nos alcanzará el tiempo y la suerte para la Liga, no sé si vamos a ganar la champions, yo lo que creo es que el ciclo negativo que comenzó hace casi dos años ante el Zaragoza terminó ayer y de aquí en adelante vamos a sorprender a unos cuantos.

hughes dijo...

Eres grande, angel.

alvaro dijo...

El mérito del Madrid es que ayer se hizo el milagro de hacer andar al paralítico. Tenemos un equipo que acusaba indolencia y apatía a raudales y ayer tuvo nervio común, ayer el madrid tuvo volkgeist, copón!! Yo veía imposible la remontada -y si bien es cierto que la clave de la ilusión es 90% el gol de Cipotinho en el minuto 1- y me la creí y me ilusioné y, en consecuencia, luego me comí la mierda. Pero vi a un equipo morir de pie y con el pechofuera blasfemando y enseñando los dientes. Seré de izquierdas, pero no maricón, y la casta y el porcojonismo egoista del Madrid me ponen. Ayer se hizo Patria y todos a una, como un puño en una cara, tenemos que ir al campo a comernos al Arsenal con patatas.

hughes dijo...

he estado naveganedo, mirad esto:

http://www.pasionzaragocista.com/foro/viewtopic.php?t=2129&postdays=0&postorder=asc&start=15

Increible, menuda gentuza.

Ivan dijo...

Entiendo que este blog se llama Fans del Madrid y no Filósofos del Madrid, y que en tanto fans aprecien el vértigo, la emoción, el espíritu agonal, la veneración, el orgullo, la ilusión. Quizás mi participación fue inadecuada. Saludos.

El Socio dijo...

Nada hombre, tú exprésate libremente.

Progenote dijo...

Macho, a veces me planteo si de verdad eres madridista x'D

El Socio dijo...

No, no soy madridista, por eso pago la cuota de socio religiosamente y mantengo una bitácora sobre el club. Vamos, que soy masoquista, je je. Debes entender, progenote, que en el madridismo no existe el imperativo cuasi-islámico de mantener la ortodoxia que tienen las hordas culés, y que las diferencias de opinión están a la orden del día.

Además no vi el partido en directo, así que no me pude emocionar, je je.

Progenote dijo...

Es comprensible, hay diversas formas de vivir la afición al club, cada persona percibe las situaciones del equipo desde su punto de vista y motivadas por su propia situación vital. Vamos, que "yo soy yo y mis circunstancias" y que "sobre gustos no hay nada escrito".

En cualquier caso el partido in situ fue glorioso :-)