sábado, 23 de julio de 2005

El Madrid vence al comunismo



¡Como Rocky! En este partido descubrimos el motivo por el que se ha fichado a Pablo García y a Diogo: Para despistar al contrario. Pueden jugar un buen porrón de minutos y pasar totalmente desapercibidos. ¡Qué astutos somos! Gravesen es un coloso, imprescindible para el equipo. También parece que vamos aprendiendo a sufrir, con agua y todo. Por lo demás no se pueden sacar muchas conclusiones.

Esperemos que esta demostración de superioridad de la sociedad capitalista en el "Estadio de los trabajadores" cale en el sufrido pueblo chino y les sirva de inspiración para romper su yugo. La siguiente parada del equipo, en el mucho más afín archipiélago nipón.

Como nota final de optimismo, señalar que, pese a la visita del gafe de la foto, conseguimos remontar y hacernos con esta trabajada victoria.



Beijing Gouan: 2 (Un chino y un bosnio)
Real Madrid: 3 (Raúl, Guti y Figo)