jueves, 29 de septiembre de 2005

2 x 1



Como en el Carrefour. Parece que hubiéramos visto dos partidos, el épico y el agónico. Se diría que el Madrid salió con el "interruptor blanco" encencido desde el principio, pero además con potencia extra. ¡Qué dominio, qué juego en equipo, qué agresividad, qué pases! El Beckham se parecía al rubio ese que nos trajimos del Manchester; empezó a ejercer de crack, cosa inédita en él. Y es que cuando quiere dirige la pelota por el aire como a voluntad; por un momento pareció que no había hecho un anuncio en la vida. Joder, hasta a Raúl se le vio fresco. Total, que tiramos 15 veces apuerta y no se sabe cómo no metimos alguno más.

El "segundo partido" fue peor, pero emocionante (con la emoción de todas las remontadas). Las ideas se agotaban, dicen que se acusó el cansancio... el caso es que no entraba y no entraba, los olímpicos se nos subían a las barbas. Luxa dijo: ¡A mí la legión! Y desde las llanuras castellanas llegó con paso marcial Soldado. Beckham hizo una nueva reaparición; Soldado marcó. Gloria, gloria, loas, a un lado, llega el campeón.

Algo se mueve, ya lo decía el Sport. El García estuvo mucho más suelto, mandando. Pos eso es lo que tiene que hacer, si sigue así le perdonamos la vida. Sergio "27" se volvió a ir a la calle, aunque de forma absolutamente injusta. Hay que decir que este chaval se atreve a meter unos centros de 40 metros que no los sueña Pavón ni metiéndose sustancias psicotrópicas. Robinho no estuvo para nada tan mal como dicen, desbordó mucho.

En fin, que haciendo ese "primitivo" juego de bandas, el Madrid ha sido por momentos una puñetera máquina. Que mantengan esta línea, queremos fútbol total.

Real Madrid: 2 (Raúl y Soldado)
Olympiakos: 1 (Kafes)

4 comentarios:

Daniel dijo...

El Chelsea y Liverpool tambien asombran a toda Europa con ese futbol espectaculo que practican. Claro, que teniendo a esos dos entrenadores estrella como y Mourinho y Benitez, asi cualquiera, hasta el Moscardo podria encumbrarse en campeon.

Hughes dijo...

Bueno, Daniel, pues a ver si lo consigue.

A mí me gusta el fútbol bonito como al que más, pero se trata de ganar. Lo del chelsea es criticable porque con los recursos de que dispone podría jugar a lo que quisiese y en su caso elige un fútbol bueno pero rácano. El Chelsea es un equipo detestable. Por todo. Pero en el caso del Liverpool la cosa cambia. Él ha llegado a un equipo que llevaba décadas alejado del primer nivel (una UEFA, de las de ahora, no representa sino ser el mejor de entre los equipos mediocres) y con una mínima inversión y vendiendo a Owen consiguió ganar lo máximo. Y, por cierto, ha sido el único equipo en mojarle la orejita a Mourinho.

El fútbol bonito no es todo el buen fútbol. Además, este tipo de entrenadores son benéficos para un club. No sólo gana, es que además deja una estela de seriedad y oficio. Capello estuvo un año en el Madrid, pero su estilo disciplinó al equipo.

Los bajones de tensión del Madrid, la falta de continuidad, esa manera de irse de los partidos y de las temporadas no las consentiría Benítez.

Mira, la octava la ganamos con tres centrales y la séptima fue un tostón de final en la que tiramos dos veces a puerta, y de eso no se acuerda nadie. Lo importante es que las copas se ganaron.


Acabada mi defensa semanal de Benítez; soy bastante optimista con el equipo. La columna vertebral está clara: Iker, Ramos, García, Baptista y Ronaldo. Beckham en la derecha es otro jugador y cuando llegue Cicinho (si juega, si los amigos periodistas del muy mediocre Salgado lo permiten)va a ser un espectáculo. Hemos empezado el año clamando por la ausencia de bandas y puede que lo acabemos entre exclamaciones. Estos dos por un lado y por el otro Robinho de extremo. Y disfrutando todo como multiorgásmicos.

La duda está en saber si dejarán a BAptista donde jugó ayer. Raúl que se turne con Robinho y que Zidane lo haga con Guti, pero lo de ayer que no lo toquen.

Ramos es doscientas cincuenta veces mejor que Helguera.

Pablo GArcía, insisto, es mejor que MAkelele.

Baptista es un monstruo.

Por raro que suene, el Madrid puede ganar media liga a balón parado.


Tras dos años en el limbo florentiniano y tras la resaca del funesto Zidanes y PAvones, el MAdrid está volviendo a ser un equipo de fútbol. Anoche recuperé sensaciones que tenía olvidadas. Fue breve y hermoso. Que dure, Luxa, por Dios, que dure.

Daniel dijo...

Bueno, Hugues, ser mejor que Makelele tampoco es muy complicado.

Benitez se postula claramente como un entrenador para equipos medianos con aspiraciones de grandeza temporal, al que llegan desde la modestia y de su fútbol simple y aburrido. En un equipo grande, con sus enormes presupuestos, hay que pedir mas que eso. Queremos tambien divertirnos aunque se aun poquitin requetechiquitin.

Cada vez tengo más claro que el Chelsea se va a llevar la hostia en cuanto tenga un cruce serio. Me gustaria mucho que la patada en el culo se la dieramos nosotros. En la liga inglesa es otra historia, no hay rival con entidad que le pueda hacer frente. Manchester y Arsenal estan en horas bajas. El segundo, en concreto, apostando por un nuevo ciclo, con gente joven, asi que le queda camino por recorrer aun.

Por cierto, alguien se explica porque dicen que el Manchester es el club mas rico del mundo y luego no tiene dinero para fichar decentemente, acorde a esa grandeza? Recuero que a Ronaldinho lo tenian casi firmado y al final se echaron para atras por caro. Que el Barcelona les ganase la puja fue un pelin fuerte.

pum pum dijo...

Yo no lanzaría las campanas al vuelo por un equipo griego en el que 'eskeletor' Rivaldo es titular. Llevamos 2 años así, sacamos la cabeza y pa´dentro.

Y estoy de acuerdo con Daniel, hacer lo que en el Valencia y en el Liverpool no vale aquí. Aquí saca el futbolín y le pita hasta el césped. Aquí tiras 1 vez de lejos en el primer tiempo y te tienen que sacar los antidisturbios. El madrid es el madrid, lo que vale por ahí, aquí no. Aquí jugar a asegurar el empate y a ver si gano no vale. Por eso el madrid es tan problemático, se exige un huevo. Munitis era bueno (pero no Ronaldo, ya lo sé), aquí pareció un mierda y ya vuelve a ser bueno.

Y el Chelsea cada vez se parece más al Oporto: tener el balón a toda costa. Por eso es muy difícil hacerle gol, pero también por eso le cuesta tanto marcar, porque no arriesga ni un pase. No puedes meterte con el balón hasta el área chica. El año pasado ganó al Barça con unas contras eléctricas, este año ya veremos.