miércoles, 28 de julio de 2004

Las medidas contra los Ultras



Es curioso cómo, aunque seas socio de un club y sigas su actualidad regularmente, hay muchos aspectos sobre el mismo que se te escapan, como por ejemplo las medidas que emprendió la directiva de Florentino Pérez contra el vergonzante grupo radical Ultras Sur, las cuales probablemente la mayoría de la afición desconoce. Casualmente me he topado en la red con un artículo (al parecer originariamente publicado en El País) donde se detallan estas medidas, algunas de las cuales pego aquí por su interés (las citas del artículo van en negrita):

Al llegar la directiva se sentó a hablar con los Ultras, que pusieron las siguientes condiciones: "Queremos 400 entradas en cada partido, una subvención del club y dinero para los desplazamientos", fue la contestación al plan de los dirigentes del Real Madrid. "No", fue la respuesta, que vino acompañada de una serie tajante de medidas: nada de moverse libremente por el estadio, prohibición de consignas políticas, ninguna subvención, ninguna financiación de viajes -no es posible beneficiarse del tratamiento de peña cuando Ultras Sur no es una peña legalmente constituida-, ninguna entrada gratuita (...)"

"Una norma establece que cualquier socio envuelto en actos violentos, dentro o fuera del estadio, es expulsado inmediatamente del Madrid. Otra es de carácter vinculante: los ultras negocian su abono cada año y de forma individual, con la obligación de adjuntar su foto. Con el abono reciben un documento de siete puntos que les compromete bajo firma."

"Saben también que su zona está acotada y controlada por 14 guardias de seguridad. Ya no tienen cuarto de banderas, ni chiringuitos dentro del estadio para vender su parafernalia."

Todas estas medidas me parecen acertadas, aunque hay una que no tanto: "El Madrid está dispuesto a ayudarles económicamente en la confección de las grandes banderas de animación, siempre y cuando no exhiban los colores de la bandera española en los partidos de Liga." ¿Por qué no se debe mostrar la bandera española? ¿Es ofensiva o insultante para alguien? Bueno, ya sé que para ALGUIEN sí, pero no son precisamente esos a los que debería satisfacer el Madrid.

Finalmente se asegura que los incidentes se han reducido casi a cero. No lo tengo yo tan claro, porque no es lo mismo lo que ocurre dentro del estadio que fuera. Quizá la mejor solución es prohibir la entrada al grupo definitivamente y crear una verdadera grada joven, con precios reducidos y animadores puestos por el club. En cualquier caso, me alegro de saber que la directiva no ha ignorado el problema.