miércoles, 7 de julio de 2004

Realidad alternativa



La culé, claro. Decía en mi anterior anotación que la prensa del movimiento (con perdón para el movimiento) se defendería diciendo que el cenutrio que saltó el otro día al Estadio de La Luz no representaba a la afición blaugrana. Ingenuo de mí: Con más o menos disimulo, le justifican e incluso le aclaman. Sport plantea la inquietante disyuntiva: "Jimmy Jump", ¿héroe o payaso? El texto, digno de figurar en los anales, asegura: (...)
En la capital de España
(¡siempre la capital!), diríase que dolió. Se presentó su actuación como una especie de "vergonzoso espectáculo". No, si tenían que haberlo presentado como acto ejemplar para la juventud, no te jode. Sigue: Pero, digan lo que digan, fueron legión los culés que se sintieron representados en cierta manera con su proceder. Jimmy Jump (...) cumplió el deseo de no pocos seguidores del Barça. ¡Con qué facilidad se arrogan estos personajillos la facultad de adivinar lo que sienten los culés o no! Aunque claro, como ellos viven día a día de destilar odio, les debe parecer de lo más natural que el resto de la tribu comparta estos mismos sentimientos. Aseguran, en otro texto, que muchos celebraron la payasada aunque sea políticamente incorrecto decirlo. ¿Si le hubieran abierto la cabeza a Figo habría habido celebración también, pese a su "incorrección política"?

El panfleto de enfrente, Mundo Deportivo, también tenía algo que decir: "Lo que está claro es que Jimmy será a partir de ahora recordado como el culé que pudo vengarse del madridista". Las lágrimas anegan mis ojos ante tanta deportividad. ¿Le mandamos el texto a Antiviolencia a ver qué opinan? Apenas un par de voces llamando a la cordura: Laporta consideró el acto lamentable y no acorde con la imagen del Barça. Ése es el camino, "Jan" (¿Joan?), ya sólo te falta retirar las acciones legales por el cierre del estadio. Lluis Fox, en el Mundo Deportivo (colaborador externo, por supuesto), pone el acento en lo evidente: "El Barça no se defiende así".

Cambiando de tema, nuestros amigos culés tampoco han querido dejar de opinar sobre la campaña electoral, y en Sport se resume la gestión de Florentino como "un mandato marcado por los batacazos". Joder, y tanto. El batacazo de la Liga del 2001, la del 2003, la 9ª Copa de Europa... Pero nada, los Zidanes y Pavones no han funcionado, y estos doctorados en Economía nos informan que el déficit se ha disparado. Puf, un desastre. Digo yo, ¿si hubiera ganado el Barça la mitad en estos cuatro años, existiría mejor equipo en el cosmos? Rematan el artículo sobre Florentino con tono grave y preocupado: Sus fieles y sumisos adeptos le obedecen en todo y aseguran que es la única opción válida. Qué triste... A decir verdad, de toda la basura que han escrito en los últimos días, sólo puedo suscribir esas dos últimas palabras.