jueves, 26 de agosto de 2004

¡A la Champions!...



El Madrid ganó al Wisla sin despeinarse (Ronaldo seguro que no se despeinó), y dejó buenas sensaciones. Parece que se va encarrilando la forma y que se llegará al inicio del campeonato en buenas condiciones. Ronnie marcó dos chicharros pero sigue gordo, ¡adelgaza gordo!, Zidane se adornó y Raúl sigue en el limbo, con Owen afilando los tacos... En cualquier caso parece que ya se nota la mano del "macho" Camacho, aunque para no perder las costumbres hubo gol del rival en el último minuto. ¡Eso sí que hay que trabajarlo, que queda muy feo!

2 comentarios:

OdiE dijo...

Se da la coincidencia que en el partido contra el Wisla, al haber sacado a Solari al final parece ser que se queda.

Pues desde aqui un "ole tus huevos, camacho"; porque si se va yo ya no se que va a ser de este equipo... otra vez como un equipo corto.
Desde luego la directiva cada día me está decepcionando más... grandes fichajes a 20 kilos por pierna y luego a regalar jugadores que necesitamos...

¡Que se quede!

El Socio dijo...

A mí también me sorprendió la noticia de la posible benta. Por supuesto estoy feliz de que el gran Solari se quede en nuestro equipo. ¡Qué infravalorado está!