miércoles, 9 de noviembre de 2005

Politiqueando



Pongamos nuestro humor a prueba.

Hace unos días la Presidenta de la Comunidad de Madrid, doña Esperanza Aguirre, recomendó a los jugadores del Getafe que le “metiesen caña” – o leña, que viene a ser lo mismo- al que era su próximo rival, el Barcelona. La señora Aguirre, además de declararse liberal, conservadora y de no oficiar la fe feústica del feminismo, se ha declarado siempre y sin ningun complejo madridista. Por eso, sus palabras tenían un retintín de rivalidad y encono que le daba picante al asunto. No es lo mejor que ha dicho esta señora, pero nadie, al menos nadie normal, podría entender en ello una ofensa.

Ayer, Juan Manuel Rodríguez dedicaba su artículo en Libertad Digital a Raijard –si trato de ser fiel a su apelido me equivocaré-, porque éste había sugerido a raiz de la “ignominiosa” conducta de la Aguirre que no se debía mezclar política y fútbol... Sí, sí, habéis leido bien: el entrenador del Barcelona aconseja deslindar política y balón.

Pues bien, como soy más morboso que Pajares en sus viejos films, me he pasado por el Sport buscando alpiste. A ver si alguno de sus Pulitzer trataban el asunto con la ponderación y el cuidado estilo que han convertido al “diari més llegit de Catalunya” en una portada de referencia en el mundo de la psiquiatría.

Cuatro artículos de opinión y los cuatro dedicados al Madrid. Bien, ¿cómo es el refrán? “Ladran, luego cabalgamos” –que nadie entienda que les estoy llamando perros; si yo tuviese que animalizar a estos individuos optaría por el animal redondo y rosa que come bellotas y que al morir no es enterrado ni incinerado, sino convertido en alimento exquisito con forma de guitarra-.

Un señor muy feo, apellidado Mascaró, escribe lo siguiente:

"Estos últimos días hemos podido comprobar como todavía existen políticos que hablan sin pensar. Cargos públicos que, lamentablemente, no miden el valor de sus palabras ni las consecuencias de sus declaraciones. Y no me estoy refiriendo sólo a los exabruptos que se pudieron escuchar en el Parlamento con motivo del debate sobre el nuevo Estatut de Catalunya ni a las voces fundamentalistas de alguna emisora ‘nacional y católica’.

Ya dije la semana pasada que el Barça jugaba sus dos próximos partidos de Liga en ‘territorio comanche’. Por desgracia, no me equivoqué. La primera prueba de intolerancia la encontramos en el campo del Getafe, con pancartas alusivas a Carod Rovira, a los catalanes y a la inquebrantable unidad de España. Pero casi fueron peor los insultos racistas contra Eto’o, sobre todo por reincidentes. Ni siquiera los avisos por megafonía ni las declaraciones de buenas intenciones del marcador electrónico evitaron que un grupo de descerebrados repitieran las mismas estupideces de la temporada anterior.

Pero la culpa no la tienen estos cuatro indocumentados sino los que les provocan, como la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre. Sus palabras del pasado viernes –“¡Al Barça, leña!”– fueron una clara incitación a la violencia, dentro y fuera del terreno de juego. Una actitud intolerable en una señora que había llegado a ocupar la presidencia del Senado. ¿Se imaginan ustedes si Pasqual Maragall hubiera hecho un llamamiento similar? En Madrid le habrían crucificado sin juicio previo.

Nosotros, sin embargo, como somos mucho más tolerantes, hemos esperado a que pasara el Getafe-Barça para decirle a doña Esperanza que ha metido la pata hasta el fondo. Que confundir el nuevo Estatut –que ella y tantos de su partido odian– con un partido de fútbol es demostrar que no entiende nada de nada. Para decir según qué cosas, mejor que se esté calladita."

¿Qué? ¿Tremendo, verdad? En COU nos enseñaron a hacer comentarios de textos. Mi profesor era un absentista profesional, así que poco puedo hacer, Además, este texto, aunque escrito en castellano, en realidad está pensado en otro idioma que tampoco es el catalá, sino el idioma marciano que rige el pensamiento de esta gente. Con todo, se impone alguna matización (matización que se quedará en nuestro amado blog, porque me imagino que escribir una carta al director del sport será como escribírsela a Angelina Jolie. Perfectamente inútil):

- Hay que condenar los gritos racistas en los campos de fútbol. Lo que sufre Roberto Carlos desde hace una década en el Nou Camp no es racismo, no debe confundirse, es lo que los expertos denominan una “manifestación psicosocial y coral de discrepancia pigmento-futbolística originada por un conflicto dialéctico irresuelto en la organización territorial de un estado interiorizado por la psique posmoderna en su manifestación atávico-simbólica en ambiente lúdico”.

- La gente normal no odia. Y si se decide a odiar, con lo que eso cansa, odiará, en todo caso, a personas. Los textos legales –y mucho más los proyectos-, incluso cuando son desastrosos, no son objeto de odio. Se discrepa, se rebate o se limpia uno el culo con ellos, pero los que vivimos en territorios comanches no tenemos –todavía no, todo se andará- tal trastorno. ¡Qué confusión de emotividad y de ámbitos!

- No te confundas, Mascaró. En Madrid hay garantías judiciales y las crucifixiones van precedidas de juicio justo Lo que no exige juicio es la lapidación.

- La señora Aguirre, durante su periodo en el Senado, fue pionera en la introducción del uso del catalán. Anticatalana.

- Acierta en dos cosas el prosista. La primera es en eso de que “ellos son más tolerantes”. Es verdad, en tolerar mentecateces, pactos con ETA y golfadas varias no les gana nadie. Lo de la “inquebrantable unidad deEspaña” también es cierto, aunque creo que la Constitución –texto que Mascaró no habrá leído pero que seguro odia- dice “indisoluble”. En realidad, Mascaró se vuelve a equivocar, porque sí es quebrantable. Sí se puede romper con violencia y violación de ley.

El próximo día, como recomienda Raijard, hablamos sólo de fútbol.

6 comentarios:

Sergio dijo...

Sí señor, si van a mezclar churras con merinas aquí recibe todo el mundo, los primeros que faltan al respeto y a la verdad son ellos, así que que se dejen de lecciones de moralidad.

El Angel de Madrid dijo...

esta cuestión de cataluña vs madrid vs españa creo que debería estar apartada del futbol, a mi entender para todos ustedes es más importante quien gane el derby, que lo que pase con la selección española no es así?

don 0t dijo...

lo que pasa es que la selección da muchas desilusiones y no hay con quien desquitarse, encambio si gana el madrid al barcelona pues se les puede recordar por 6 meses quienes son mejores. espero que este sea el caso y no se den otras opciones.

Hughes dijo...

A mi el partido contra el barcelona me la trae floja. Son tres puntos como contra el Alavés. Como soy de valencia mi derbi es contra el Valencia CF. Lo del barça es un coñazo que les interesa, sobre todo, a ellos. a ellos y a la prensa, claro.

Y la política, por desagradable que sea, es clave para entender las cosas. Sobre todo si está el barcelona de por medio.

Pero sí, vamos a procurar hablar de cosas más edificantes.

El Angel de Madrid dijo...

Bueno, tratando de conocer un poco más hughes o alguien me pueden explicar de manera básica que se pretende con el tal estatut?

Hughes dijo...

Disculpa, pero no había reparado en tu pregunta.Días después te respondo. A ver, no soy abogado y no es plan de ponerse aquí a soltar el rollo porque es algo que no puede despacharse con una frase. O sí. Es una declaración de independencia y un golpe de Estado encubierto. Te dejo un link donde podrás leerlo entero (es divertido. No te dejes engañar por las buenas intenciones) e informarte. Ya te aviso de que el lugar en cuestón está ideológicamente posicionado. La neutralidad en esto es ya una toma de partido.

http://www.libertaddigital.com/