lunes, 13 de marzo de 2006

Sobre el odio



Siempre lo he dicho, las dos frases favoritas de los aficionados sobre los futbolistas son "¡Es el mejor!", y "¡Está acabado!". Efectivamente, la línea entre el amor y el odio es muy fina. Además, no se odia a cualquiera. Se dice que el odio conlleva una carga de respeto, pues a los que nos parecen insignificantes simplemente los despreciamos. Por ello, por la especial significancia que tienen en nuestras vidas, llegamos a odiar a los futbolistas. Lo normal sería odiar al futbolista enemigo, pero no pocas veces las iras van dirigidas a uno de nuestro bando.

Lo cierto es que, para empezar, pocos futbolistas son realmente simpáticos; con pocos se iría uno a tomar unas copas (por lo menos yo). Suelen ser personajes incultos, tirando a zafios y en general aburridos. ¿Alguien ha oído hablar a Julio Salinas, o a Agustín? Sólo son dioses por sus cualidades futbolísticas (bueno, Julio Salinas no). De los últimos años del Madrid pocos se librarían de esto. Me vienen a la cabeza Solari o César. Con todo, aguantamos a las estrellas de turno mientras brillan sobre el césped. Pero ay, cuando comienza su decadencia, llegamos a sentir un verdadero odio africano. A mí me han llegado a parecer realmente insufribles Figo y Zidane, entre otros estrellones. Ronaldo está en proceso, y Roberto Carlos, que empezó siendo popularísimo, ha ido viendo cómo se degradaba su imagen debido a su ego y a sus a menudo cargantes declaraciones.

El caso paradigmático sería Raúl. Es un tipo hosco, directamente soso. Recuerdo sus primeros tiempos, cuando en las celebraciones de los títulos era el más expresivo y el que mostraba más algarabía, pero siempre sospeché que esa actitud era una impostura. Como si fuera consciente de su seriedad congénita e intentara compensarla montando mucha jarana. Con su declive futbolístico, la antipatía por Raúl se expande incontrolada por los cuatro confines (menos en el silente Bernabéu, ese recinto de reglas indescifrables). Además, por ser un futbolista con un juego poco vistoso, está teniendo una decadencia especialmente arrastrada, no cuajada de destellos como la de Zidane. Simplemente corre mucho, suda, falla y nos cabrea a todos.

Por todo esto, no son muchos los futbolistas que salen por la puerta grande. La etapa decadente puede hacerse larga y a veces hay que sacarlos a escobazos. Recordemos los más bien tristes finales de Hierro, Butragueño, Suker, Figo... El caso más tremendo que recuerdo fue la retirada de Míchel: En su último partido, el público exhibió una pancarta de despedida enorme, dedicada... ¡a Laudrup! El danés abandonaba el club también ese día, tras tan sólo dos temporadas en el mismo, contra las diecinueve de Míchel, once de ellas en el primer equipo. Ni una mísera ovación para el madrileño... Claro que en esta ocasión (con todos los peros que se puedan poner al personaje), se podría hablar de ruindad más que de odio. Esa es otra, la de los caprichos del público madridista, pero de eso ya hemos hablado en otras ocasiones.



Seguramente es una cuestión de saber dosificar... El otro día, en Highbury, salió en el minuto 40 de la segunda parte Bergkamp, con 36 años. Creo que esa es la forma correcta de tratar a los veteranos, guardarlos como una especie de lujo, como un arma secreta... le sacan al final del segundo tiempo y la gente dice "¡ey, tenemos a Bergkamp!" Si nosotros hiciéramos eso con Zidane podríamos tenerlo dos o tres temporadas más, no me importaría. Pero como parece que aquí o se es titular o nada, estoy deseando que salga escopetado. Un jugador al que dosificamos bien fue Sanchís, por eso salió en loor de multitudes. Sí, sin duda la modestia e irse a tiempo es lo mejor, como pasó con Camacho, Santillana, Gallego, Chendo... Sin modestia pero a tiempo se fue Hugo Sánchez; incluso se podría haber quedado algún añito más. Otros se fueron cuando aún estaban en plenas facultades, como Seedorf o Schuster.

Pero volviendo al Madrid actual, puedes llegar a sentir odio por alguien que normalemte te dejaría por completo indiferente, como es el caso de López Caro. Este buen señor, que habría pasado plácidamente inadvertido en la vida si fuera panadero, es ahora vilipendiado por millones de personas porque es él quien tiene la tarea de colocar los muñecos, y además lo hace rematadamente mal. Quién se lo iba a decir.

De lo que ocurra en los próximos meses dependerá que pase esta espiral de antipatía. Si se derrama la sangre simbólica que reclama la afición, los ánimos se calmarán considerablemente. Ya están listos en el altar de los sacrificios Zidane, Ronaldo, Roberto, Helguera y alguno más. Está por ver que en el último momento no le tiemble la mano al sumo sacerdote. Raúl, como es una especie de sacerdote asistente, parece que se librará. Así, nos quedamos a la espera de nuevos ídolos que levanten nuestros corazones, y deseamos no tener que llegar a detestarlos nunca.

10 comentarios:

El Angel de Madrid dijo...

Excelente entrada socio, has expresado exactamente como se puede sentir uno con este tipo de futbolistas... el mal momento de el Madrid es porque la que fue la columna vertebral de este equipo hace unos años ya se volvió demasiado vieja, yo que soy un raulista, pues me da pena, deseo que el Bernabeu lo pite la próxima vez que entre porque como capitán le ha quedado muy grande el papel... nuestro gran capitán es Iker Casillas, el único que se atreve a gritarle a cualquiera que lo haga mal.

Esperaremos con ansia la llegada de esos nuevos cracks.

hughes dijo...

chapeau.

Geodotto dijo...

¡¡Gran entrada, Socio!!.

Estoy completamente de acuerdo contigo acerca de cómo habría que tratar a Zidane y Raúl. Zinedine, el sábado, estaba pidendo silenciosamente, pero a gritos, el cambido desde el minuto 1 del segundo tiempo, lanzaba unas miradas al banquillo que eran de película y parecía que sus eternos borbotones de sudoración, eran todavía más torrenciales. Si hubiera salido Robinho de inicio y Zidane luego...Zidane es un lujo que por la edad, no puede permitirse jugar 90 minutos y por eso hay que reservarlo.

En cuanto a LopezRaro, empezó bien, (salvando las rarezas de flagelarse, y rezar antes de los partidos), y lo hizo bien símplemente porque hacía cosas lógicas, poner a cada uno en su sitio, hacer que el equipo jugara junto y adelantar la defensa. Ahora creo que al lebrijano se le han subido los galones a la cabeza. Un buen entrenador, para mí, debería pasar desapercibido, deben ser los jugadores los que tomen el protagonismo. De esta manera empezó L.Raro, salvando el protagonismo mediático por su situación, sus decisiones eran lógicas y por eso no eran motivo de crítica. Ahora, quiere hacerse significar, quiere cobrar protagonismo, quiere decir "estoy aquí, soy entrenador del Madrid, mirarme", y se empeña en reinventar el fútbol, en poner a Diogo de medio centro, para que veamos no sé qué genialidad en él. En poner a Raúl, y sentar a Robinho o Cassano...

La fama es una droga, y algunos necesitan un tratamiento de desintoxicación...lamentablemente, el Madrid es "la ventilla".

Skwagi.com dijo...

Esto ya es un cachondeo, los comentarios de Ronaldo en el as

"Voy a aprovechar los encuentros antes del Mundial para llegar a tono. Antes de eso, espero volver a marcar goles con el Madrid."

Este tio es un impresentable que se vaya YA ! La temporada se termino el miercoles, banquillo y que se entrene para el mundial en el retiro si quiere.

David dijo...

yo añadiria al recien llegado Diogo,pobre chico no se puede ser mas malo!
y si acertarste en lo de raul, en gran medida el odio viene porque todos sabemos que va a ser el unico que se va a ir de rositas y seguir mangoneando a cuantos nuevos vengan al madrid.
por cierto,el gordito fallo el penalti de puro cagazo y no por falta de forma, los penaltis no se fallan por eso.
y robinho en 5 minutos hizo mas que aimar en todo el partido.
a ver si la renovacion se hace con cabeza,solo pedimos eso ya!

alvaro dijo...

Comparto la entrada y, sinceramente, como si nos tocamos las pelotas. Las alineaciones de este tío desafían toda lógica y sentido común. A mi si al Madrid le va mal porque no puede dar más de si, como en la época, qué sé yo, la de Floro, pues te jodes y punto. Pero que todo sea surrealista, se castigue la honradez, se ensalce a jugadores mediocres, se castigue a la cantera ya diríamos que de forma deliberada, pues me entran ganas de matarrrrr.

Mi último asidero de esperanza es que como se piensa vender tres cuartas partes de la plantilla, se les saca para que tengan algún valor. No me podría explicar otra cosa.

Comprendo que a la gente no le salga ponerse pitar a Raúl ahora, pero en el año antes de Capello se le pitó y bastante. Creo que fue el peor año de su vida, peor que éste sí, y se le veía borracho por la noche demasiadas veces. De hecho se rumorea que le hicieron fingir una lesión a final de temporada porque corría el riesgo de dar positivo por cocaína. Sin embargo, a día de hoy, por el bien del equipo urge largarle de aquí ya. Estamos tirando a la basura a Cassano. Yo es que no me lo puedo creer. En fin... a ver si el Fernando Martín este de los huevos nos da un buen verano.

zus dijo...

Nada más ver a Raúl en Mestalla no paraba de retumbar una frase en mi cabeza que leí días atrás de la pluma de hughes: Voluntarismo tramposo.

Ya no es odio lo que siento por este fraude, es asco. Verlo correr sin sentido es una ofensa para el aficionado. A Munitis en su día el Bernabeu le flageló por mucho menos. La primera cabeza que habría que cortar es la del capitán corromuchoyasíjustificoquesoyunacagada.

PD: No es curioso que la palabra clave que me ha tocado es 'askeiz'?

Redondo dijo...

Tambien leí las declaraciones del gordo.
Este tío anuncia que va a callar todos los criticos en el mundial.
¿Y antes?
Parece que esta en pretemporada el cabrón...
Sí se sacaría los dedos del culo y marcaría 12 o 15 goles de aqui a final de temporada,en este caso sí que callaría a todos.
Pero prefiere gandulear en el campo y esperar el mundial para marcar goles...
Mejor que se calle él y que le mandamos a la mierda...
Parece que el Flamengo lo quiere, pues bien,que se vaya ,alli encontrará lo que le hace falta es decir samba,carnaval,modelos y poder jugar andando hasta los 40 años como Romario...

En cuanto a Raúl la verdad es que da pena verle así.
Sería mejor para él buscar algun equipo en el extranjero pero que sea él que lo haga ya que no me parece que formará parte de la limpieza anunciada para el final de temporada.

Lopez Caro o raro empezó bastante bien pero esta cada vez malo tanto en sus elecciones de titulares como en la falta de reacción en los partidos.
Además se esta cargando a Robinho,Cassano y Cicinho que son de los pocos jugadores que tienen que seguir en la plantilla.

hughes dijo...

¿Voluntarismo tramposo? Pues por una vez y sin que sirva de precedente acerté. Hay algo de sobreactuación en Raúl. Me recuerda a esos suplentes de la NBA que están siempre con la toalla animando como una cheerleader. No es coña, yo me he propuesto no ver más partidos del Madrid mientras Raúl sea titular, quiero conservar el recuerdo que tengo de él. Me quedo con el jugador ubicuo del Real-Manchester. La última noche de gloria antes de la apendicitis.Su mejor partido. Es increible pero va a resultar que el secreto de su fútbol (ni rápido, ni fuerte, ni técnico) estaba en esa parte aparentemente inútil del cuerpo. Sí, su fútbol era visceral, intestinal. Y como diría Austin Powers: Raúl ha perdido el mojo.



Por cierto, también escuché esos rumores sobre ciertas sustancias. De todos modos, con Raúl se fue muy injusto, en esta liga nuestra, en este país que se convierte cada Sa´bado noche en una Babilonia, al pobre raúl le hicimos entre todos pedir perdón por su vida privada. Viendo la frecuencia de gastrointeritis en la liga lo de Raúl no parece tan excepcional.

¿alguien conoce la vida del gran Paul Merson? él se reconoció alcohólico, drogadicto y ludópata. Y porque no había bitácoras entonces.

Y es cierto que algo debe haber en el vestuario, porque han sido muy comentadas sus desavenencias con Eto'o, Anelka y Ronie. Su ojito derecho, su amiguísimo Morientes se marchó y casi nos cuesta un cisma. El llorón de Morientes, otro bluff muy llorado por el sector femenino de la grada.

Viendo a Beckham el otro día me acordé de su gol desde medio campo. Cuando era la estrella del United. El gol del siglo en la Premier. Eran los tiempos de los Fergie Babes, parecía que el Manchester era la Coca Cola del deporte, algo inalcanzable. No había tantos dj's y el pop se dividía en Oasis y Blur. Sonaban las Spice. Eran los noventa. Beckahm tenía cara de niño y un flequillo encantador que lo convertían en un icono angelical. Conociendo el gusto del Bernabéu por los efebos ingleses, me imagino lo mucho que hubiese gustado ese joven Becks en nuestro estadio. Chamartín se abre de piernas ante cualquier inglés joven y rubio. Pones a Hugh Grant de blanco en el Bernabéu y algún Ultra Sur cruza el Orinoco. Algunos llevan tres años y siguen diciendo Bekan, pero les encanta el inglés, haga lo que haga, como les encantaba McManaman, ese muchachito lánguido y encantador que parecía sacado de una película de James Ivory. En fin, no me desvío, ya habrá tiempo de volver a las inclinaciones homoeróticas del Bernabéu, yo lo que decía es que somos un equipo muy viejo. El recopilatorio de lo mejor de los noventa. ¿Os acordáis del gol de Zidane en el Villamarín? Creo que Cruyff todavía estaba en activo. Hace muchísimo tiempo. Y cuando Raúl debutó yo todavía creía que la izquierda se preocupaba por los trabajadores. Florentino ha construido otro Cosmos.

Y es que tiene razón el socio, esta mierda de equipo, además de hacernos odiar a los que fueron nuestros ídolos nos obliga a una nostalgia que no apetece nada cuando, quien más quien menos, pierde algún cabello cuando va a peinarse (y ya me imagino que entre los amigos de esta peña alguno se estará cagando en la puta porque seguro que ya está como Kojac o harto de apestar la almohada con el minoxidil)

Pese a todo: Hala Madrid.

zus dijo...

Brillante hughes, brillante.


Salud