martes, 4 de octubre de 2005

¡A cebarlooooo!



- Más de uno, al ver a Robinho a su llegada a España, diría "a este le faltan un par de cocidos". Dicho y hecho: Luxa y sus colaboradores han diseñado un plan para que en unas semanas el mozo luzca más fuerte y lustroso. Este plan consistirá en sesiones de gimnasio y una "dieta hipercalórica" coordinada la Teixeira (a ver cuándo nos enseñan una foto de la tipa esta). Fuentes a las que ha tenido acceso "Fans del Real Madrid" nos revelan que este plan de nutrición consistirá realmente en meterle en la panza al jugador toda la gama de conservas "Litoral", a razón de seis latas por día, desde la fabada al cocido pasando por los callos con chorizo. Se confía además que esta alimentación confiera al menudo brasileño un impulso "turbo" en sus evoluciones por el campo. ¡Infalible!

- He descubierto en ciao.es (buena página, por cierto) esta genial sección en la que los entrenadores de fútbol... ¡son considerados un producto más! Incluso los consumidores pueden ponerles notas y comentarios, como si se trataran de unas alpargatas de oferta. Me pregunto si pasarán por aquí los presidentes para buscar a sus "místers". ¡No dejéis de echar un vistazo!

4 comentarios:

Daniel dijo...

Interesante:

http://news.bbc.co.uk/1/hi/business/4307808.stm

Sergio dijo...

Bueno, al chaval le falta un bocata de garbanzos, pero vamos que con que se junte con ronaldo a la hora de comer, jeje....

Hughes dijo...

La gestión económica es de manual,más o menos como la de Sanz, pero en otro estilo.

Oye, socio, lo del domingo no fue para tanto; tres goles a balón parado y un rival de lo más tirado que puede ofrecer esta ya de por si lamentable liga.

Beckham me gusta, sí, pero se tiene que quedar pegadito a la banda. Le están dando alas los amarillísimos plumillas y se va adesfondar en enero. Tiene que pegarse a banda como contra los griegos.

Un partido en el que Salgado tiene mucho la pelota no puede ser un buen partido. A este jugador le viene muy bien eso de mucho ruido y pocas nueces. Mucho soplido, mucho melenazo, mucho pechazo pero poquito fútbol. Y odio la manera que tiene de incrustrarse en el extremo, esos desmarques de cincuenta metros perfectamente inútiles para que todo el mundo vea lo pundonoroso que es. ¿Por qué cuando un lateral sube la banda y centra -o lo intenta, al menos- se dice que bien o mal y ya está, mientras que con Salgado hay siempre la propina moral del "qué bemoles le echa este tío"?

Es increible la atención que están despertando las celebraciones de los brasileños. Ni la megalópolis florentiniana, ni las espectaculares cifras, ni los escándalos de Villar... nada, lo que vende es la cucaracha.

Mención especial para algunos de mis paisanos, los mallorquinistas Ballesteros y Farinós. El antimadridismo institucionalizado por estas tierras esta creando monstruos. Pendencieros, revanchistas, impotentes... o llorones como el entrenador Quique Sánchez Flores, alias el faraonito.

Confieso que el domingo saque tiempo para leerme íntegro el discurso de nuestro líder en la asamblea. Mi madridismo ya es preocupante...


Ah, repugnante el comportamiento de Estudiantes. Otra de las mentiras del deporte español.

A Robinho nos lo van a desquiciar los periodistas.

El Socio dijo...

Por supuesto que hay que leerse los discursos íntegros del presi (aprendérselos si es posible), y a continuación cuadrarse y llevarse la mano al pecho. ¡¡Viva Floren, todos con Floren!!