domingo, 9 de octubre de 2005

¡Triunfa España!



¡Los yunques y las r...! Esto... bueno, que ganamos 2-0 y esas cosas, curiosamente los dos goles de Torres. En España pasa una cosa muy curiosa con los jugadores emergentes, especialmente los delanteros. En la temporada en que despuntan, todo el mundo los pone por las nubes, canta maravillas sin fin de ellos, y rugen babosos por que se les conceda un puesto en la selección. Pues bien, a la temporada siguiente, como máximo dos temporadas después, aunque no bajen significativamente su rendimiento, los periodistas se cansan de su cara. Ya no valen; son "mediocres". Tenemos docenas de ejemplos: Mista, Baraja, Xabi Alonso, Reyes... Ahora el jugador de moda es Villa. Dentro de dos años, será un paquete más. Quizá el caso más paradigmático sea el de Torres. No dejaron de dar el coñazo hasta que le llevaron a la selección, y ahora le caen los palos por todos lados.

Yo no sé si este chaval es un crack internacional, pero sí creo que técnicamente puede hacer cosas que no están al alcance de la mayoría de delanteros españoles, y eso ya es algo. Desde luego no me imagino a Urzaiz o Tamudo metiendo uno de esos "goles voladores" que ya son marca de la casa. Vale que es colchonero y un hortera de narices, pero tampoco ha hecho nada para que le mortifiquen tanto, y hoy nos ha salvado el pellejo.

En otras noticias mundialistas, una nota triste: Camerún ha quedado eliminada y por tanto Eto´o no podrá ir al Mundial. Lo sentimos sinceramente por el chaval. Bueno, bien pensado... ¡que se joda!

6 comentarios:

Daniel dijo...

¡Vamos España! Camerún es una selección que suele caer muy bien desde Italia90, a mí también. Pero ahora que lo dices... sí, que se joda .
¡Gran carrera de F1!

hughes dijo...

Torres es mejor que Tamudo, vale, pero no es Van Basten. Al chico lo han inflado mucho, en todo los sentidos. Mediáticamente han hecho todo por convertirle en el ídolo de cualquier niñato hortera, y físicamente me recuerda a un animal de granja forrado de compuestos.

En España no hay doping, pero los complejos vitamínicos son una maravilla.


Los goles los puso Reyes, pero el lobby colchonero nos va a meter al tonto de baba de torres hasta en la sopa. Villa es capaz de meter tantos goles como él.

El Socio dijo...

Bueno, el caso es que vayan entrando. Sobre Torres, dentro de dos o tres años ya sabremos seguro su verdadera calidad.

Hughes dijo...

En la web del madrid acabo de leer una entrevista a Ricardinho en la que se especula con su fichaje por el club blanco (esta última frase la he escrito sin pensar; de tantas veces como la tengo leída y escuchada suena como una letanía). El hecho de que el órgano oficial y desmentidor del club lo recoja hace indicar que el jugador vestirá de blanco en diciembre.

Yo ya me mojo y digo que estupendo. Le he visto jugar un partido y medio, pero me es suficiente para decir que nos dará velocidad y posibilidades en el mediocampo.

También ha sonado Gilberto para sustituir a Roberto carlos.

La mafia periodística criticará los fichajes con el argumento de que brasileñiza el Madrid y fractura el vestuario. Bueno, para mí todos los futbolistas del Madrid son medio marcianos, así que no veo muchas diferencias entre Helguera y cualquier brasileño. Es más, si el brasileño nos sale atleta de Cristo entonces hasta lo prefiero.

Ya aprovecho para decir que estos parones para la selecciónson insoportables. Fines de semana sin fútbol, entrevistas mil veces repetidas al sabio de Hortaleza, el niño por aquí el niño por allá...no hay derecho, hombre, no hay derecho. Esto es un bodrio.

pum pum dijo...

Muy tarde llego hoy. Yo estoy con Hughes, todos hablan de Torres pero los dos pases de gol de Reyes fueron la puta caña. El primero fue fútbol en estado puro. Lo de toda la vida, un extremo donde pone el ojo pone la bola y un delantero que busca el remate sin regatear, pegarse un carrerón ni nada. ¿Qué ha hecho Vicentín todos los partidos anteriores? Empeñarse en regatear para sacar un centro sin mirar. He aquí la diferencia.

Dejo para más adelante mi última obra: 'el asombroso caso de los goles de la selección'.

El Socio dijo...

Sí que es duro el fin de semana sin fútbol. A la mierda los libros, las barbacoas, las casitas en el campo y la madre que los parió. El macho humano necesita fúrbol.