martes, 21 de septiembre de 2004

Florentino en la inopia



Entre todos la mataron y ella sola se murió... Resulta difícil adjudicar responsabilidades sobre la actual crisis del Real Madrid sin un conocimiento profundo de todo lo ocurrido en los últimos meses, conocimiento que muy pocos, ni los periodistas más enteradillos, tienen. Pero con los datos que se saben el aficionado puede, no obstante, crearse su propia foto de la situación. Una foto en la que todo indica que los jugadores tienen una parte no pequeña de la culpa, habiendo tomando una parte activa en el creciente malestar de Camacho que desembocó en su dimisión. El murciano, por su parte, aunque por lo visto trabajaba en unas condiciones que estaban lejos de ser óptimas, parece que puede enfrentarse a situaciones comprometidas en cualquier club... menos en el "equipo de su alma".

Con esta van ya dos espantadas, y es prácticamente imposible que el de Cieza vuelva a ocupar ese banquillo; la tercera sería demasiado sangrante. Creo que difícilmente se le considerará un entrenador valiente en el futuro. Por enrarecido que estuviera el ambiente, ¿alguien se imagina, por ejemplo, a Fabio Capello desertando de un equipo a la tercera jornada? Camacho nos da a entender que algo marcha bastante mal en ese vestuario, pero prefiere no "operar" y optar por la solución más conservadora, su salida.

En la gestión del problema, Florentino ha vuelto a mostrar su peor cara, y es que esta no es una crisis que se resuelva a base de sonrisas y discursitos. Si bien Pérez puede ser un auténtico lince en la planificación a largo plazo, cuando se trata de improvisar soluciones y apagar fuegos tiene menos cintura que Míkel Lasa. En un equipo en el que tienen que estar según él "siempre los mejores del mundo", ahora el entrenador es el preparador de porteros. No tengo contra el "gato de Odessa", pero si el "macho Camacho" no pudo con ese banquillo, ¿qué hará el pobre García Remón? Es evidente que las estrellas van a tener de nuevo barra libre y cotillón.

Este entrenador de emergencia va a ser una fuente de frustración para el aficionado, que anhelaba mucho más una auténtica figura del banquillo que cualquier enana roja que viniera a engordar ese ya saturado vestuario. Dándonos una auténtica "rueda de molino" para tragar, Florentino nos dice que García Remón es adecuado para el puesto porque "encaja con la cultura del madridismo". ¡Coño, si es por eso, Chendo también! Si el entrenador te dimite en Marzo, en normal que acabes con un interino hasta el final de la temporada, ¡pero estamos en Septiembre!

Aparte de esta incapacidad para traer a un sustituto de garantías, la única reacción del presidente hacia los jugadores ha sido sacar su lado paternalista y dedicarles una arenga en el vestuario. No es lo que yo llamaría un golpe de autoridad, precisamente. Sin querer ser pesimista, este "cierre en falso" de la crisis equivale a poco menos que tirar la temporada a la papelera, cuando apenas ha comenzado. ¡Es desolador!

Y como guinda de todo este tormentoso pastel, esta tarde partido en el Bernabéu contra el Osasuna, con la respuesta del equipo siendo toda una incógnita. ¡Veremos qué pasa!

5 comentarios:

Daniel dijo...

ummmmmm... ¿¿foto sin ningún comentario??

El Socio dijo...

No Dani, suelo subir primero la foto y luego hacer el comentario.

Daniel dijo...

¡Ah, que te he pillado con las manos en las masa! jajaja. Voy a leerlo a ver... seguro que discrepo, jeje.

socialista honrado dijo...

Pues sí, coincido contigo en que la temporada puede convertirse en un auténtico desastre.
Ayer ganaron a Osasuna por kojones. Cómo corrían los muy canallas. No sabían a qué jugaban, pero ganaron por entrega. Justo lo que les pedía Camacho. Qué sinvergüenzas.

El Socio dijo...

Por cojones y por el Zapatazo de Beckham... pero a er qué pasa cuando se le acabe la inspiración al inglés.