viernes, 3 de septiembre de 2004

Tanta cosa



- Pues sí, Raúl empezará el encuentro contra Escocia desde el banquillo, y el asunto se ha elevado a la categoría de titular nacional. Habría que desdramatizar un poco: si se le sienta, pues se le sienta. Más significativa quizá sería su condición de suplente en el Madrid, aunque podría venirle bien. Creo que un par de meses en el baquillo pueden reactivar física y mentalmente al jugador.

- Seguimos sin defensas: Al parecer ni Samuel ni Woodgate podrán debutar contra el Numancia. Otra prueba para la cantera, aunque no se trata precisamente de un partido complicado. Veremos si pueden jugar conta el Leverkusen.

- Tres años de destierro: El otro día llamé al club para ver si podía sacarme de nuevo el abono, y me dijeron que había una lista de espera ¡de tres años! Joder, la gente es paleta. Cuando me aboné la primera vez no tuve que esperar nada, pero fichas a tres o cuatro interestelares y todo el mundo se apunta al carro. Yo creo que esta es gente que quiere ir al fútbol más por la moda que porque les guste realmente.

- Sport vuelve a informarnos con objetividad: "El Madrid no funciona y el clima es de alta tensión". Esto con una jornada de Liga disputada (en la que ganamos), y desde la esfera de ese club, el Barça, que tantos éxitos internacionales ha tenido en los últimos tiempos. Y encima les pagan por escribir esas gilipolleces, es más chollo que ser funcionario. Miguel Rico clama en el desierto: "La euforia, desde luego, está en la calle. (...) Algo francamente desmedido. Como si mañana mismo fuera a ganarse ya ese título que pondría punto final a cinco años de sequía." Igual Rico debía dejar de escribir en este panfleto.