miércoles, 22 de septiembre de 2004

Vulgaridad y puntos



- Partido tristón y aburrido en el Bernabéu. Pocos cambios tácticos se pudieron apreciar, aunque parece que definitivamente habrá dos bandas. En el centro del campo tuvimos la misma desesperante falta de fuerza. Lo peor de este Madrid es que no vi ningún jugador sobre el campo que me generara ilusión, ninguno del que esperara alguna jugada especial. Bueno, sí, Solari, pero la mala suerte se volvió a cebar con él. Esperemos que su lesión sea poca cosa.

Raúl volvió "donde le corresponde", e hizo lo mismo de los últimos tiempos, si acaso participó un poco más por bajar a la banda. Ronaldo pasaba por allí. Aún recuerdo a ese muchacho hábil y atlético que asombró al mundo y que llevaba el mismo nombre en la camiseta que este gordo de la perilla. Figo como siempre, destacadísimo: Veía dos o tres contrarios y se lanzaba contra ellos como Don Quijote. Evidentemente, perdía la pelota o acababa en el suelo. ¡Qué lucha! ¡Qué calidad!

Beckham, que no jugó nada, clavó otro de sus zurriagazos, y bendito sea el gol. A falta de otra cosa, al menos tenemos puntos. Por decir algo bueno, el equipo aburrió pero corrió, y la victoria da una necesaria tranquilidad. La grada ya ha escogido un culpable de la crisis: Roberto Carlos. No sé hasta qué punto es esto verdad, si alguien puede ampliar información se lo agradecería.

- Ojo a lo que según As dice la prensa internacional (sin indicar qué medio concreto): "Camacho dejó el Madrid tras una revuelta de jugadores iniciada por su decisión de escoger a Michael Owen en lugar de Raúl. Un furioso Raúl se rodeó de sus amigos en el vestuario y le dijo al presidente Florentino Pérez que no confiaban en Camacho. El delantero Fernando Morientes, el vicecapitán Guti y el lateral Roberto Carlos se quejaron a Pérez sobre la inclusión de Owen en el equipo en una reunión secreta". Agárrate. No sé si esta reunión se produjo, pero lo que sí tengo cada vez más claro es que Pérez siempre está por encima de todo con los jugadores. A ver si va a hundir el barco con todos dentro.

- Y ojo también a las declaraciones del presidente en la SER: "No sé si García Remón seguirá hasta final de temporada porque el fútbol da muchas vueltas". Resulta evidente que ya se está negociando con alguien; la rapidez de su llegada dependerá de los próximos resultados.